ZA REI 座 礼

11052412_873841679321292_7654407902271490153_n

Za Rei,  no solo es un agradecimiento desde Seiza, también significa un acto de humildad para bajar la espalda, la cabeza, el ego y recibir el aprendizaje.

En el Dojo iniciamos nuestro entrenamiento con un saludo. Un saludo es el primer contacto que tenemos entre alumnos y maestros, una petición de recibir las enseñanzas y el compartir (onegai shimasu) y al final un agradecimiento a lo recibido y aprendido (domo arigato gozaimasu) . El saludo también implica la presentación de la imagen que damos de nosotros mismos, la que va a permanecer en el espíritu de quien encontramos y que, en general, marca el rumbo de la relación en el camino. El saludo implica respeto y una oferta de colaboración al empezar ese contacto y agradecimiento al finalizarlo.Sin embargo el Za rei no debe culminar al salir del Dojo, puesto que el agradecimiento y el respeto deben continuar fuera del Dojo. No hace falta arrodillarse en la calle o en la oficina, pero la actitud de ser un guerrero que humildemente y con respeto a la sociedad, se desarrolla en armonía, es algo que puede cultivarse en el Dojo y luego hacerlo extensible a los demás ámbitos.

Aceptar las observaciones de los maestros sobre nuestras fallas, ayuda a reconocer la dirección en la que debemos seguir. Poder reconocer nuestras debilidades y transmutarlas con la espada de la constancia, la bondad, la tolerancia y la sinceridad, son formas de forjar el guerrero interno.
El corazón puede manifestar bienaventuranza, bondad, humildad, tolerancia y sinceridad, las cuales pueden salir como manantial sagrado cuando hemos podido eliminar gran parte de las debilidades repetitivas. Mientras tanto, solo saldrán a cuenta gotas, incluso limitando de manera egoísta estos gestos, solo a las personas o situaciones que nos interesan.

kuroda-bushi-vina-del-mar-3-2016

Si resistes, si tomas el kamae de la rebeldía hacia el cambio, entonces las emociones negativas también afloran. Todos los ríos que fluyen, terminan en el mar, todos los ríos que se estancan, tienden a largar feo olor. No hay que quedarse mucho tiempo en Zarei, sin embargo hay que lograr la percepción de cuando y cuanto bajar la cabeza para esperar aprender.

No es un camino fácil, sin embargo hay que confiar en las enseñanzas que provienen de los que van transitando el camino delante nuestro. Si hemos elegido un camino de evolución, entonces confirmemos nuestra existencia en el andar, el aceptar, el aprender y el despertar.

Gambatte Kudasai

天龍

 

Anuncios

Publicado el 19 diciembre 2016 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Juan Manuel Reine Garcia

    Muchísimas gracias por sus lecciones…. Feliz aňoy mucha prosperidad

  2. Muchas gracias Sensei. En realidad, no hay Dojo, no hace falta. La vida es el Dojo, es lo mismo, visto de otra forma. En lugar de una espada, será una victorinox, en lugar de una antorcha, un celular con linterna, GPS y muchas aplicaciones, en lugar de un pergamino con el mapa de Koga e Iga, Google Maps, y así siguiendo. Pero la esencia es la misma: comer sano y justo sigue así, la devoción a los kami sigue así, el respeto y el agradecimiento sigue así. No importa tanto la forma, sino el fondo.

    Muy felices fiestas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: