Sin pisar la sombra

10342998_10203378777290004_745492000573591647_n

Foto: caminando tras mi maestro sin pisar su sombra, incluso en la fría y oscura noche. Diciembre 2014

Aun recuerdo mirar unos videos en VHS hace  3 décadas, donde quedaba atónito al presenciar la sutileza de los movimientos del Sôke Hatsumi y de los Shihan japoneses. Para mi, Japón era un país lejano y misterioso, donde su cultura y comportamiento eran tan distintos a nosotros que era muy difícil de entender.
Tan solo 7 años después, estaba sumergido en mi primer viaje a Japón para poder tomar clases del Sôke Hatsumi y los Shihan Japoneses. He viajado todos los años desde entonces, a veces un mes cada año, y después 2 o 3 visitas cada año. Esto se ha sucedido durante los últimos 22 años, y aunque considere Japón como mi segundo hogar, sigue siendo un misterio en muchos aspectos.

Han pasado muchísimas emociones desde entonces, pero aun tengo la enorme excitación mental y mi corazón late fuerte como si fuera el primer encuentro con el Sôke.
Tras un gran esfuerzo constante y renunciando a cientos de cosas, estoy en un lugar privilegiado, es donde los 15 dan lo estamos. Soke focaliza las enseñanzas en sus clases a nosotros, y eso es muchísima atención. La alta complejidad de sus enseñanzas, producen a veces sensaciones de frustración, por la falta de entendimiento racional y por lo difícil de su nivel técnico. Sin embargo, continuar frente al no entendimiento y la confusión mental como emocional, siento que es parte del Bufu ikkan.

Durante algunas oportunidades, he escuchado al Soke Masaaki Hatsumi decir que cuando el entrenaba con Takamatsu Sensei, fueron sus momentos mas tontos de la vida. Tardó mucho en entender a su maestro, y eso siempre lo recuerda.
El otro día sentado al lado del Sôke mientras disfrutaba un almuerzo, nos contaba que ya habían pasado 42 años de la muerte de su maestro, y que el ahora había descubierto en si mismo el sentido de ser como el agua pura. (Chousui, fue uno de los nombres de Takamatsu Sensei, el cual significa agua pura). El ahora decía que no tenía Ego, entonces podía ver las cosas mas puras. Eso era difícil de entender para nosotros que somos mucho mas jóvenes.

De repente, aunque haya sucedido muchas veces, siento una enorme alegría poder compartir una comida con mi maestro y escuchar sus enseñanzas. Sin embargo, este privilegio es parte de algo mas profundo, pues muchas veces se aprecian los logros pero no el esfuerzo y la colaboración de todas las partes involucradas.

También si has alcanzado el éxito nunca debes olvidarte de quien está a tu lado, tanto en el aspecto reconocible y luminoso, como también en la parte no visible. Aquellos que actuando en las sombras contribuyen a sostenerte en la posición que has obtenido, son siempre importante recordar y pedir larga vida al cielo. Siempre existe una reciprocidad y una relación entre cada uno y los demás, cualquiera sea tu nivel la conexión esta viva. No caminen solos, y sin importar si estas dentro o fuera del dojo, camina tras tu maestro sin pisar su sombra.

Tenryu.

 

Anuncios

Publicado el 4 agosto 2016 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: