Kokoro no Furue

El siguiente texto, es parte de mi discurso durante la reunión de Shidoshi del Tenryu Dojo en enero 2015.

Kokoro no Furue
心の震え

Una vez, tras unas preguntas a mi maestro en su casa, se hizo una pequeña pausa en su respuesta. El maestro me dijo algo tan duro (difícil de entender y digerir) que al salir de su casa mi cabeza daba vueltas y sentí caer en un pozo profundo y confuso durante las 20 cuadras antes de llegar al ryokan. Podría decir que estaba entregado a las lagrimas de la reflexión tras verme en el espejo de la realidad. Eso fue lo que he denominado: “Temblor del corazón..Kokoro no Furue” y es lo que nos pone en posición de abstracción.

Su enseñanza en aquel momento fue un pilar de mi aprendizaje donde hoy continúo apoyándome y creciendo. Un acto de amor, un sacudón al ego, una reflexión la cual siempre saboreo para recordar valores del camino.
Sigo viajando a Japón, y sé que cuando el Soke dice algo que hace temblar mi corazón y sumergirme en la reflexión, es para luego cambiar y aprender. Soke lo hace solamente como un acto de amor para guiarnos al camino del aprendizaje.
Siento que tener el valor de entregar el corazón al temblor y transformar la primera negación del ego, es un acto de coraje.
Puede que como practicante de artes marciales se vaya siempre buscando estar en un punto seguro, ese mismo punto puede ser lo que nos haga alejar del aprendizaje verdadero, para juntarnos solo con las personas que nos dicen cosas lindas, solo leer cosas brillantes, entrenar y aprender de actos luminosos. El ego es muy hábil para refugiarse en la comodidad.
El ego siempre quiere negar lo equivoco de nuestros malos hábitos, pero alcanzar transformar eso en un aprendizaje de vida, es parte del Shugyo ikkan , logrando confianza en el camino que se hace.

El arte marcial es ante todo un camino de autoprotección y auto-conocimiento, que luego de hacerlo una experiencia existencial, se hace extensible al resto de los seres humanos. Si la práctica se realiza con fe, se convierte en Shingyô 信業. Shingyô es tener práctica y Fe en lo que se hace, para lo cual se necesita corazón, lo cual también podríamos verlo como Shingyô 心経 ( Sutra del corazón)

Continuar, persistir, paciencia, existencia, servir a los demás, humildad, bondad y beatitud son instrumentos del corazón de un Ninja. El corazón se forja con amor y flexibilidad, pero más aun con el gran temblor ” Kokoro no Furue”

Christian

125

Anuncios

Publicado el 13 marzo 2016 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Juan Manuel Reine Garcia

    Meditare…

  1. Pingback: Kokoro no Furue | INFOS BUJINKAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: