Bufu en Sierra de la Ventana

Acabo de llegar de un lugar hermoso llamado Sierra de la Ventana. Maravilloso seminario, hicieron todos los participantes con entusiasmo y esfuerzo.  Estudiantes de Sierra de la Ventana, Bahía Blanca, Buenos Aires, Mendoza, Comodoro Rivadavia, Chile y Ecuador, han participado con felicidad.

El Seminario se desarrollo el primer día en un lugar cerrado, y el segundo día se realizo al aire libre, rodeados de una naturaleza prodigiosa.

Con la organización del Shihan Mariano Perrone y el Shidoshi ho Mario Quiroga, quienes han estado cubriendo cada detalle del evento, para que los participantes estuvieran a gusto. Verdaderos caballeros y anfitriones que han dado lo mejor de ellos para que todos los partícipes se sintieran bien.

Me siento afortunado de encontrar personas maravillosas en mi caminar, y que juntos hagamos nuestros caminos alimentados con el Bufu. Son alumnos, pero también prefiero llamarlos Buyu. Formar un alumno, requiere paciencia y cariño.  Ayudar al alumno a descubrir sus virtudes escondidas requiere de sapiencia, y debe ser un alimento paulatino que le ayude a su crecimiento.  La palabra alumno deriva del latín “alumnum”, que a su vez viene de “alere”, que significa alimentar o “alimentarse desde lo alto”.

Somos alumnos de las personas que nos enseñan independientemente de su edad, y esto debe entenderse como que incluso aquel que está a cargo de un dojo, puede también aprender muchísimo de sus alumnos en otras áreas. Cada persona es alumno y maestro de los que le rodean. Si los alumnos llegan al dojo o desean participan de un Seminario esperando encontrar un maestro, entonces su motivación no es correcta. Los instructores, debemos cultivar en los estudiantes, la motivación de entrenar, aprender y disfrutar aspectos de amistad, alegría y entusiasmo por medio del Budo. Si los instructores buscan cultivar el valor del respeto y admiración al “Maestro” o “ Sensei” como algunos prefieren ser llamados, entonces estarán formando un clan más que un grupo humano de Bugeishas,

En mi caso busco cultivar en los estudiantes a desarrollar entusiasmo por la práctica, y admiración por el Soke Masaaki Hatsumi, pero sobre todas las cosas a encontrar dentro de ellos sus virtudes y habilidades ocultas.

Ser un guía de los estudiantes requiere tener la máxima autoridad y el mínimo poder, pues he visto como muchos llamados maestros del dojo, abusan de su poder y de la confianza de sus alumnos, logrando idealización al “Maestro” y poco entendimiento de su propia persona.

A veces los instructores no ponen lo mejor de ellos para participar de un Seminario que no es de su propio dojo o persona, e incluso imponen sin darse cuenta sus propios miedos a sus alumnos. Malos hábitos en los instructores, producirá malos hábitos en los estudiantes. Solo algunos hábiles estudiantes que enfocan su entrenamiento en la propia habilidad y esfuerzo, podrán encontrar la guía correcta con discernimiento. El discernimiento es el proceso de hacer una cuidadosa distinción en nuestro pensamiento acerca de la verdad. El discernimiento no es más que la capacidad de decidir entre la verdad y el error, el bien y el mal.

Me gusta un texto de Arnold Shönberg que dice:

¡Espero que mis alumnos busquen! Porque han llegado a saber que se busca sólo para buscar. Que el encontrar es, en efecto, la meta, pero que muy a menudo puede significar también el final de esa tensión fructífera. El alumno debe saber que en todo lo que vive está contenido su propio cambio, desarrollo y disolución. La vida y la muerte están ya en el mismo germen. Lo que hay entre ellas es el tiempo. Así, pues, nada esencial, sino sólo una medida que se llena necesariamente. Con este ejemplo aprenderá el alumno a conocer lo único que es eterno: el cambio, y lo que es temporal: la permanencia.

Saludos en Bufu

Christian Petroccello

Anuncios

Publicado el 29 septiembre 2010 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Como siempre esclarecedor para los que estamos en el camino del Budo.
    Gracias por darte el tiempo de traspasar tus experiencias al papel (virtual), me ayudan mucho a entender mis propios conflictos y a entender los procesos que estoy viviendo tanto en el Dojo como fuera de el.

    Un fuerte abrazo!

  2. Agradezco tus escritos…Saludos, desde Tengu Dojo (bahia blanca – Necochea 1074).-

  3. Mauricio Reinoso

    Muchas Gracias por este texto, me ha gustado mucho y también me ha dado algo importante en que meditar. Saludos desde Ecuador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: