HANAMI

 castillo-de-osaka-541

 

Una hermosa oportunidad es visitar entre finales de marzo y principios de abril, los parques de Japón, donde se aprecian los arboles florecidos. Esto se denomina Hanami (花見, lit. “ver flores”) y es la tradición japonesa de observar la belleza de las flores, pero por lo general se asocia esta palabra al período en que florecen los cerezos y en el que los japoneses acuden en masa a parques y jardines a contemplar los cerezos en flor.

En esta celebración, la gente se dirige a los parques a contemplar los cerezos en flor, y habitualmente realizando un picnic, con la familia, amigos o compañeros de la empresa. Se bebe mucho Sake, cerveza y otras bebidas alcohólicas. Es una celebración, es alegría, festejo y amistad, es sin duda alguna la primavera, la que abre al ser humano a disfrutar mas de la naturaleza y compartir mas tiempo al aire libre con sus seres cercanos.

castillo-de-osaka-39

En esta oportunidad, pudimos recorrer junto a mi estimado amigo Rafael,  los parques del castillo de Osaka, el cual se encuentra rodeado de Sakuras (árbol de cerezo) y jardines de diversas flores. El Castillo de Osaka (大坂城・大阪城, Ōsaka-jō) originalmente llamado Ōzaka-jō, es uno de los castillos más famosos de Japón y desempeñó un papel importante en la unificación de Japón durante el período Azuchi-Momoyama del siglo XVI.

castillo-de-osaka-yozakura

Luego nos dirigimos en camino al templo Budista Shitenno ji (los cuatro guardianes celestiales). El Templo de Shitennooji era el templo estatal más antiguo de Japón. Mirando la pagoda resplandeciente, no se puede imaginar que el Templo tenga 1,400 años de historia. La arquitectura más antigua del templo es el Pórtico de piedra “Torii ” construido en 1294, que está en frente de la Puerta de Oeste. A su alrededor también nos encontramos con sublimes Sakuras en la tradicional arquitectura historia del Templo, formando en cada imagen una postal de magnifica preciosidad.

El día no podía ser mejor, el cielo totalmente despejado en un azul profundo y brillante, el clima cálido y el sol con sus rayos daba una claridad destellante entre las flores de los cerezos, llevando nuestras miradas obligadamente a mirar los pétalos (hanami)

El hanami continúa en la noche y es llamado yozakura (夜桜, cerezos de noche) se adornan alrededor de los caminos que rodean los arboles, miles de lámparas tradicionales, dando un clima de romanticismo con las tenues luces que se reflejan sobre las flores del Sakura.

A los pocos día de nuestra visita las primeras lluvias de primavera llegaron, llevándose los pétalos a tierra, despojando de esta manera a los arboles de sus copas de flores. Nuevamente el proceso de la naturaleza nos mostro su ritmo de nacimiento y muerte, recordando la impermanencia de las cosas en este universo. Entendiendo así, que incluso la belleza es transitoria.

Mas primaveras vendrán, veranos, otoños e inviernos, mas días de sol y días de lluvia quedan por experimentar. El cambio es constante en el flujo de la vida, mostrándonos que cada estación de la existencia tiene su belleza y aunque existan puntos oscuros en diferentes momentos, es mejor apreciar la belleza como algo sutil y dejarnos llenar por su energía.

shitennoji-osaka-10

 

 

El maestro Masaaki Hatsumi, escribió en una ocación; ” El Ninjutsu nos permite poder apreciar cosas tan sutiles como es una flor moviéndose por el viento y pensar en la paz mundial”.

Estoy seguro, que si dejamos de correr tanto en esta sociedad frenética y nos tomamos el tiempo para respirar en la naturaleza, podremos desarrollar momentos sutiles de contemplación que nos permiten encontrarnos en nuestro ritmo de paz y tranquilidad. Cuando experimentamos estos momentos, el cuerpo, la mente y el espíritu desarrollan al unísono el sentido de fluir libremente en armonía.

El Hanami del cerezo hay que esperarlo en la primavera, pero la apertura de la flor del conocimiento y de la felicidad, esta latente en todo momento para ser experimentada con plenitud en ésta vida. Así como la Flor de Loto se abre paso entre el lodo o el agua estancada, de igual forma podemos hacer de cada día que parece oscuro, un Hanami. La mente lo puede transformar todo, el Ki (energía) puede transmutar los aspectos más oscuros en momentos de luminosidad (daikomyo). Esto es un don del ser humano.

Shikin Haramitsu Daikomyo,

Christian Petroccello, primavera 2009 en Japón.

shitennoji-osaka-31

 

shitennoji-osaka-71

 

shitennoji-osaka-101

Anuncios

Publicado el 23 abril 2009 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. Hola, me ha llegado tu blog a mi correo, queria enviarte un saludo y mucha suerte (preparacion y oportunidad) en tu visita a Japon.

    Hasta luego.
    Andrew Dasz
    Fight Choreographers Group

  2. Shihan:No puedo decirle lo que deben ser esos lugares junto a los sakuras ,pienso que deberia estar o haber estado como usted para poder expresar esos diferentes lugares. Solo usted puede contarnos lo que esta vivendo en esa primavera .Gracias de verdad. Marcel.

  3. Tenryu: “Aquel que se muestre indiferente hacia la naturaleza se convierte en alguien no comprometido con la vida. Hanami es parte de la vida,al igual que usted.” Marcelo.

  4. Muy hermosos los textos y relatos tan detallados…realmente hacen sentir a uno como si estubiera vivenciando todo en persona…
    Siempre con la palabra justa…en cada momento.

    Muchas Gracias por compartir tus valiosas enseñanzas.

    un gran saludo.

    Edgardo
    Nintai Dojo – Bujinkan Bahia Blanca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: