KIHON HAPPO

jigoku-dori

El Kihon Happo es la base de nuestro Taijutsu. Son 8 técnicas fundamentales que se dividen en dos grupos. El primer conjunto de 3 técnicas se especializa en Kosshi Kihon o Moto Gata (ki gata), es decir métodos básicos de golpear los puntos nerviosos e intersecciones musculares.

La segunda parte Torite Kihon, es un grupo de 5 técnicas contra agarres, con defensas de luxaciones y proyecciones.El Kihon Happo comienza desde que somos cinturones blancos y se continúa por toda la vida. Es la raíz de nuestra práctica, es lo que nos mantiene vivos y fuertes dentro del Budô, como la raíz de un gran árbol. Algunos practicantes de Artes Marciales aprenden el Kihon de sus disciplinas y luego buscan las técnicas superiores. Van avanzando sin recordar sus bases fundamentales (KIHON) y esto se convierte como un gran árbol sobre la superficie de la tierra con una pequeña y olvidada raíz. Este, frente al primer viento fuerte será derribado sin duda alguna.

Un buen ejemplo de esto es el bambú japonés. Cuando pones la semilla, la abonas y la riegas constantemente, y ves que en los primeros meses no sucede nada apreciable.
Es más, durante los primeros 7 años no pasa absolutamente nada con la semilla, sin embargo durante el séptimo año en un periodo de 6 semanas ésta planta de bambú crece más de 30 metros.
Ahora la pregunta es ¿tomó esta planta sólo 6 semanas para crecer? ¿o tomó 7 años y 6 semanas?
Bueno la verdad es que tomó 7 años y seis semanas para desarrollarse, y en esos primeros 7 años de aparente inactividad, este bambú estaba desarrollando un sistema complejo de raíces que pudiera sostener el crecimiento masivo que iba a experimentar.

De igual manera es necesario entender que muchas veces estaremos en situaciones donde creemos que el Kihon Happo ya lo sabemos y que siempre es igual. Sin embargo durante esos momentos algo está sucediendo y ese algo es que estás creciendo internamente, que está fortaleciendo las raíces, y éstas permitirán tener la fuerza necesaria para el crecimiento en el Budo.

Es de la historia de la tradición Gyokko Ryû que el Kihon Happo llega a nuestros días. El Sensei Toda Shinryuken Masamitsu le trasmitió a Takamatsu Toshitsugu Sensei que lo más importante que tenía que aprender y estudiar era el Kihon Happo. Takamatsu Sensei le trasmitió al actual Sôke (Heredero) de las tradiciones Bujinkan, el Dr. Masaaki Hatsumi Sensei.
Actualmente el Sôke va trasmitiendo el Kihon con el sentimiento de las distintas 9 escuelas(Ryu) de la Bujinkan. De esta forma los practicantes pueden captar la esencia de las diferentes escuelas en un sentimiento puro de Budô Taijutsu. A partir de allí, las raíces comienzan a extenderse por debajo de la tierra con gran fuerza, y el árbol con determinación hacia el cielo ( Chimon y Tenmon).

La evolución del Kihon Happo nos lleva al reconocimiento de que los seres humanos poseen Kokoro (Corazón), y a través de las caras y de sus movimientos corporales es posible ver qué tipo de emociones tienen. El Kihon no sólo evoluciona su técnica a través de la práctica, esto sólo es relativo hasta una etapa, luego hay que crecer por dentro y florecer desde el corazón hacia el exterior.
Cuando esto comienza a suceder, el Kihon Happo se convierte en un tesoro para nuestras vidas, un tesoro de Dios (Shinpô).

Como verán, la Bujinkan no está estructurada, es libre y viva. Las bases están vivas y fluyen en todo momento. El Kihon también nos lleva a recordar ” La impermanencia de todas las cosas”
Nada es permanente, todo esta en cambio constante, como algo natural. Al sentir el Kihon Happo vivo dentro de nosotros, es un cambio evolutivo de cuerpo, mente y espíritu, como algo natural (Shizen). Esto nos hace más humanos, más seres humanos a través de las artes marciales.

Algo difícil de describir es el Kihon Happo de Hatsumi Sensei, está aquí, está allá, está en todas partes. Es como que se maneja en un espacio indefinido (Kukan) entre el cielo y la tierra.
Sus movimientos parecen flotar desde el Bujin ( Dios Guerrero) hacía sus alumnos.
Cuando el Sôke Masaaki Hatsumi muestra el Kihon, sus raíces se extienden sobre todo el globo terráqueo, luego comienza a realizar variaciones (Henkas) y es como un gran árbol donde sus ramas dan frutos, los frutos dan semillas y éstas dan nacimiento a nuevas generaciones. Algo que está en constante movimiento y evolución. Allí se encuentra “La gran Luz del Dios Guerrero” (Bujin Nobutoku Iko).

De muchas formas puede llevarse a la práctica el Kihon Happo. Solos, en pareja, de a tres, cuatro… Al ser un sentimiento vivo y cambiante por naturaleza, sus expresiones son variadas. Una de las formas de entrenar no sólo es de quien defiende el ataque (Tori), sino también de quien ataca (uke). En la antigüedad se usaba desarrollar una forma de golpear un blanco imaginario, si sentías que “éste se movía al golpearlo, el ejercicio estaba bien hecho.
Podría decir que un gran abanico de posibilidades se extiende al entrenar el Kihon Happo.

Su transmisión también debe ir acompañada de una enseñanza oral (Kuden) de maestro a alumno. Pero una de las formas más importantes de enseñar es el Shinden (transmisión de corazón a corazón)
Luego el Kihon Happo se transporta a nuestras vidas, la familia, la amistad, el trabajo y la sociedad en sí. Es tomar conciencia ( Ninshiki) en ser lo mismo dentro y fuera del Dôjô.
Recordar que para lograr algo dentro de nuestra práctica y dentro de la vida, es importante el Nintai (perseverancia hasta el final) Es lograr en muchos aspectos de la vida una continuidad con el mayor de los esfuerzos, con una postura de vida correcta (Shisei)

Si quieres lograr perseverancia y postura correcta, la práctica de las artes marciales debe estar volcada al interior de uno mismo, en superarse día tras día. La búsqueda de los aspectos positivos en la práctica con alegría y felicidad nos llevan a un camino de Luz.
Masaaki Hatsumi Sensei dice: que lo importante es el Bufu Ikkan ( Ser soplado por el viento Marcial).
Pienso que este viento con una tradición de más de 1000 años es el que nos debe mantener vivos en el camino de las Artes Marciales.
Hay personas que solo se quedan en el Budô ( Artes Marciales) como base y fuentes de sus vidas. Esto se torna peligroso porque lo utilizan en beneficio de sus propios deseos en nombre de las escuelas. Al trasmitir usan su propio albedrío, allí es donde uno pierde el camino y se convierte en un viaje sin regreso.
Mantener una tradición de tantos siglos es algo que lleva una responsabilidad enorme, y esto debe ser tomado con la esencia de cada paso que fue llevado con anterioridad, y de cada semilla que será sembrada en el presente. Entonces el futuro puede ser maravilloso, lleno de paz y alegría para los que vienen detrás.
El Budô no tiene ningún sentido si no es usado como una herramienta en el camino para convertirse en seres humanos íntegros. Siempre hay que superar una cantidad de pruebas y aflicciones en el camino para convertirse en seres humanos completos y no tambalearse. En Japón se llama Shugyo, y por sus componentes en la escritura Japonesa significa “Continuar un Esfuerzo con disciplina”.
Por lo tanto, fluir ( Nagare) constantemente hacía una visión positiva en nuestro entrenamiento y así contribuir a una sociedad mejor, es a mi entender una de las mejores maneras de no perderse en el camino.

Christian

Anuncios

Publicado el 10 febrero 2009 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. Entiendo,como dice usted,que el Kihon Happo es la base…,por eso es importante tener buenas bases,fuertes raices en nuestro entrenamiento,no olvidarlas nunca y cuidarlas.Y tambien es importante el Bufu ikkan y Shugyu .Son cosas simples que a veces las olvidamos,por eso son importantes,por que salen de boca de grandes sensei.Gracias por sus enseñanzas.

  2. Daniel Martinez

    Le felicito por la forma en que explica todo, realmente es muy grato leer algo que parece contener tanta paz, armonia y serenidad, pero que lo que en verdad esta describiendo son técnicas de ataques y defensa que en la vida real son realmente efectivas, reciba un cordial saludo.

  3. Sonrío de leer este artículo, gracias *

  4. Gracias por la inspiración! Nos ayuda mucho a los principiantes del Budo, a no ver el kihon happo únicamente como movimientos físicos, separados de su esencia metafisica.

    Saludos cordiales!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: